lunes, 10 de diciembre de 2012

TESOROS I

¿Qué nos podemos encontrar a nuestro alrededor y que nos sirva?

Seamos francos, es inútil desarrollar un Síndrome de Diógenes severo porque, llegado el momento, nos será imposible discernir lo realmente útil de la auténtica basura. Citando una frase del genial QUINO: "Todo vale para algo pero nada vale para todo"

Pero hay veces que la bombilla se te enciende nada más ver algo. Eso me pasó a mi este sábado mientras colgaba unos estantes en casa. Las esquinas traían estos protectores de cartón:
Misss Tessooooroossss...

La bombilla estaba encendida, pero ¿por qué? ¿qué idea genial y compleja tenía mi mente para no querer tirar estos triángulos de cartón... Al final la bombilla confesó sus planes: ¡Un maravilloso campamento polivalente!.

Pegué los triángulos por parejas para hacer la estructura básica de las tiendas.

Mientras seca la cola de las futuras tiendas (poco trabajo más hay que hacerles) recorto unas plantillas misteriosas en cartón de caja de cereales.

Muchas veces las ideas más sencillas son las mejores.

1 comentario:

  1. Juntar de la calle, reciclar y armar cosas para jugar.
    Ideal!

    ResponderEliminar